FamiliasMaternidadprimera infanciaVida Sana

Desde el momento en el que se decide comenzar la búsqueda de un embarazo, comienza una etapa nueva tanto en la mujer como en la pareja. Es un hito vital. Algo que marcará un antes y un después sin duda alguna, sea cual sea el resultado del test de embarazo. La mayoría de las veces el proceso no es sencillo, aunque de eso poco se habla. Pero cuando se investiga un poco, resulta que muchísimas de las parejas de nuestro alrededor en algún momento han tenido algún problema o alguna dificultad en la concepción de sus hijos.
Es un momento delicado. y culturalmente se responsabiliza mucho a la mujer de la situación. “Hasta que no te relajes…”, “Te estás obsesionando”,”el estrés impide que te quedes embarazada”, como si el problema fuera solo de ella y no de dos..
de manera injusta se pone un peso enorme encima de los hombros de la mujer. y ese peso si no se sabe gestionar bien puede ocasionar muchos problemas a nivel emocional.
Es también una prueba para la pareja, el proceso de buscar el embarazo es también un proceso emocional, en el que la comunicación es vital. Poder hablar sin tapujos, de las preocupaciones de los miedos de las inseguridades… es un paso imprescindible para que la relación de pareja no se resienta. Si es necesario recurrir a técnicas de fertilidad, tenemos que prestar especial atención a la pareja, para que el equipo no se rompa ni se dejaste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario